Visitar Torres del Paine en invierno es una tendencia que va en alza. Las ventajas son muchas y cada día hay más personas que las están aprovechando. Aquí te dejamos 7 de ellas. Te convencerán.

Algunos piensan que la Patagonia chilena es demasiado ruda en invierno como para visitarla. Y sí, hace bastante frío entre junio y agosto, pero esto tiene grandes ventajas. A continuación te contamos cuáles son los beneficios de visitar Torres del Paine en temporada baja . Ya verás que vale la pena. 

  • Hay menos turistas

Son menos los turistas que eligen tomar un programa turístico en la Patagonia durante el invierno  y eso se convierte en una ventaja inmediata para quienes quieren conectar con la naturaleza en paz y en silencio. A diferencia de la época estival, en la temporada baja, no hay filas para los baños, no hay aglomeraciones para tomar fotografías en los puntos más llamativos y pasan horas sin que veas a nadie caminando cerca. En esta fecha, el tour W Torres del Paine, es para ti solito.

  • El clima es más estable

Sí, aunque no lo creas, en invierno, hay menos fluctuaciones en el clima porque disminuye el viento. Además entre junio y octubre, es el momento en el que hay menor cantidad de precipitaciones en el parque. No te vamos a mentir, no hace calor, la temperatura bordea los 2º, pero eso se soluciona rápidamente con ropa técnica y un buen saco de dormir.

  • Hay mayores posibilidades de ver fauna silvestre

Observar parte de la fauna de Chile, es una de las mejores ventajas de visitar  Torres del Paine en las fechas más frías. Hay menos movimiento de personas, por lo tanto los animales se dejan ver más, sobre todo los pumas y los huemules, que son tan esquivos. ¿Sabías además que este parque es uno de los lugares donde vive el zorro culpeo? ¿O que puedes ver al chingue chileno, en otras palabras, al zorrillo? Si te gustan los animales silvestres, el invierno es la fecha para ti.

  • Los paisajes pueden llegar a ser increíblemente surrealistas

Como lo mencionamos anteriormente, en esta fecha disminuye el viento, por lo tanto el cielo está más despejado, lo que permite observar a la perfección las montañas nevadas, los Cuernos y por supuesto que las Torres también. Además los cielos anaranjados y los árboles sin hojas le dan una  perspectiva diferente al parque.

  • Se sacan fotografías de ensueño

Los paisajes de Torres del Paine en invierno son completamente diferentes a los que se observan en verano. Los colores que toma el cielo, las montañas nevadas, y la posibilidad de ver fauna silvestre, hacen de esta fecha el momento ideal para sacar las mejores fotos en Torres del Paine. De hecho, muchos fotógrafos de naturaleza prefieren visitar el parque en estas fechas. ¿Lo harías tú también por una gran foto?

  • Laguna de la Base de las Torres está congelada

¿Te imaginas caminar en esa laguna bajo uno de los monumentos naturales chilenos más imponentes e impresionantes? No sabemos si es posible hacerlo, pero por lo menos puedes ver uno de los principales destinos turísticos de Chile, de una forma en la que muy pocos han tenido la suerte de ver. 

  • Es más barato

El pasaje y el alojamiento son dos ítems en los que sí o sí vas a ahorrar si decides tomar un tour al sur de Chile en temporada baja. Es usual que en estas fechas hayan promociones especiales, tanto fuera como dentro del parque, incluyendo la entrada que disminuye en su precio.

¿Te atreves a ir en invierno?