Yerba Loca: Santuario Natural en Medio de la Cordillera

caminoInserto en el paisaje cordillerano de los Andes Centrales, el Santuario de la Naturaleza Yerba Loca, constituye en una excelente opción para pasar una tarde o un fin de semana en medio de la tranquilidad y belleza que la naturaleza ofrece.


  Son los pequeños bosquetes de especies arbóreas autóctonas e introducidas, sumado a la variedad de aves y a los cordones montañosos que dominan el paisaje, los que dan vida y singularidad a este santuario natural. Es en el sector denominado "Villa Paulina" donde se ubican los bosquetes de ciprés de la cordillera, pino oregón, álamo, olmo y fresno, todas especies introducidas por los anteriores habitantes del sector y por Conaf, organismo encargado de su administración y resguardo.

Rodeando el valle del estero Yerba Loca, dos cordones de cerros imponen como sus mayores alturas a los cerros El Altar y Los Piches con 5.222 y 4.274 msnm, convirtiéndose en atractivos puntos para la práctica del montañismo.
estero
Algo que conocer

Con una superficie de 39 mil hectáreas, de las cuales 11 mil 575 son administradas por Conaf, esta área protegida posee varios sitios de interés, siendo los de mayor trascendencia Villa Paulina, Piedra Carvajal  y Glaciares La Paloma y El Altar.

Para recorrer la reserva de manera segura sólo hay que seguir los senderos demarcados por Conaf. El más interesante es el que conduce desde Villa Paulina hasta los glaciares de La Paloma y El Altar. Son 14 kilómetros a través del cajón del Estero Yerba Loca. En el recorrido se aprecia la cadena de cerros que limitan la hoya hidrográfica del estero, o cordón El Plomo-La Parva por el este y el de la Yerba Loca por el oeste.
Al fondo del cajón, siempre dominando la caminata están los cerros de La Paloma, El Falso Altar y El Altar (5222 msnm). Pero no hay que engañarse, el Altar sólo se ve una vez que se ha subido hasta el sector Piedra Carvajal, el cerro que se ve antes es el Falso Altar.
El sendero remonta el principal curso de agua, el estero Yerba Loca, cuyo nacimiento se sitúa a una altura de 3 mil 900 msnm, en los faldeos del cerro La Paloma. Sus aguas contienen una gran cantidad de sulfatos que además de darle un profundo color turquesa, imposibilitan su utilización como bebida.
Sus afluentes son los esteros La Leonera y Chorrillo del Plomo ,además de las numerosas  vertientes que brotan cerca del curso principal y que no sólo aportan con sus aguas sino que producen un sinnúmero de caídas de agua.

Información básica

Ubicación: Región Metropolitana, curva 15 camino a Farellones
Cómo llegar: Saliendo de Santiago hacia el Oriente (Avda. Kennedy y Avda. Las Condes ), tome el Camino a Farellones.  El camino está  totalmente pavimentado. En la curva Nº 15 está la entrada al santuario, desde este punto hasta el sector Villa Paulina son 4 kilómetros por camino ripiado en medianas condiciones. Ver transporte.
Cuando ir: Todo el año.
Otros atractivos cercanos:Farellones.

Actividades:
trekking, montañismo, observación vida silvestre, fotografía, cabalgata, escalada en hielo. Guía de actividades.

Clima:
escacés de lluvias, en invierno estas se presentan en forma de nieve, la cual permanece en pequeños sectores hasta la primavera. La temperatura media anual es de 14,4°C hasta los 1.500 msnm. A mayor altura la temperatura comienza a descender.

Servicios:
camping, picnic. 

Precios:
entrada gral. Adultos $2500, Niños $1500

Horarios:

Verano (Octubre-Marzo): Ingreso de 8:30 a 18:00 - Salida 20:00
Invierno (Abril-Septiembre): Ingreso de 8:30 a 17:00 - Salida 18:00

Qué hacer

Caminar por los senderos del santuario disfrutando del ejercicio y del paisaje parece ser la opción más común y relajada. Otra posibilidad es arrendar caballos y recorrer a lomo de bestia los senderos, puede ser entretenido, barato y descansado.
Por otro lado, los amantes del montañismo ven en los cerros La Paloma y El Altar interesantes destinos tanto para ascender hasta sus cumbres como para escalar por sus glaciares.
Si bien es cierto la mejor época para visitar el santuario es en la primavera, el invierno tiene sus atractivos. Para quienes gustan de los paisajes nevados, la nieve puede llegar hasta cubrir la entrada del parque (e incluso más) y las temperaturas mínimas pueden llegar a grados bajo cero, por lo que el parque es cerrado cuando es imposible transitar.
La mejor época para visitar el Yerba Loca transcurre entre los meses de fines de septiembre a marzo. En el sector de Villa Paulina hace bastante calor, el que va bajando a medida que se va subiendo, sin embargo peligrosos efectos de los rayos solares no disminuyen ni un ápice.

Qué llevar

Si visita el santuario durante la época de verano, no olvide llevar un buen protector solar, mínimo factor 30, ropa liviana, zapatos adecuados para caminar por un sendero de tierra y escabroso en algunas partes.
Comida y agua suficientes (recuerde que no puede beber de las aguas del estero Yerba Loca) gorro y gafas que lo protejan del sol, y ropa para abrigarse en las tardes o a mayor altura.
Si la visita en el invierno o a fines de él, lleve todo lo anterior variando quizás en zapatos más adecuados para caminar sobre nieve y parkas.

Flora y Fauna

Dado que la altitud en la que el Yerba Loca se localiza fluctúa entre los 900 y 5.500 msnm, la variedad en la flora es muy rica (de hecho el santuario recibe su nombre de una hierba que abunda en el sector). Son comunes y abundantes hasta los 1.300 msnm especies arbóreas como el bollén, litre, quillay y lun.
Entre los 1.300 y lo 2.000 msnm, domina el olivillo de la cordillera, vulnerable a la extinción en la Región Metropolitana. Además, en el sector de Villa Paulina existen bosquetes con especies introducidas (tanto por los habitantes de la zona como por Conaf) y que se han adaptado a las condiciones del sector andino. Ellas son ciertas coníferas como el ciprés, el pino  (oregón), álamos, olmos y eucaliptos.
Sin lugar a dudas que la presencia de las aves en el santuario es predominante. Las especies más comunes son tórtolas. Peucos  y cernícalos  entre las rapaces. A mayor altura, águilas  y cóndores  dominan el cielo.
El resto de los representantes del mundo animal, entre mamíferos y reptiles, no son tan abundantes. El género de mamíferos con más habitantes en el santuario es el Rodentia, siendo las especies representativas el cururo, el degú  y el ratón orejudo de Darwin.
{/tabs}