El Privilegio de una Angosta Faja de Tierra

Calidad de las pistas, infraestructura de primer nivel, belleza escénica y buenos accesos son sólo algunos de los atributos de los Centros de Esquí que en cada temporada atraen a miles de turistas a nuestro país.

¿Cómo describir algo que no se ha experimentado?

Difícil. Preguntar a quienes sí lo han vivido qué es lo que se siente, tampoco resuelve el problema. No queda otra que asumir el reto.

Esquiar. Para muchos que no han pisado en su vida una cancha de esquí, es el sueño ideal: velocidad, vértigo, estatus, dorado eterno, diversión sin límites, etc. Para otros, más reticentes, equivale a no despegar de la nieve la parte más carnosa del cuerpo... lo que no es un panorama muy alentador.

Sin embargo, aquellos privilegiados (o masoquistas, según el lente con el que se les mire) que conocen el arte de deslizarse sobre la nieve, desde ya están esperando ansiosamente que los centros de esquí de nuestro país suban el interruptor y comiencen a trabajar los andariveles.

No hay que olvidar que en Chile la temporada se inicia generalmente el 15 de junio (y si el estado de la nieve lo permite puede realizarse una pre-temporada) extendiéndose hasta septiembre.

Si usted recién comienza a dar sus primeros "pasos" (porrazos, mejor dicho) en este deporte, y no tiene una idea muy clara dónde ir y que le ofrece cada centro que existe en el país, a continuación encontrará una completa reseña de cada centro, complejo o refugio de esquí en Chile. Y si usted ya es un iniciado en la materia, quizás encuentre algún detalle que aún no ha descubierto.

Desde la quinta a la duodécima regiones, Chile posee centros de esquí que lo hacen internacionalmente reconocido como uno de los mejores destinos para los esquiadores del mundo, y las razones sobre las cuales fundamenta esta fama tienen bastante peso: calidad de las pistas, infraestructura de primer nivel, belleza escénica, actividades complementarias, buenos accesos, cercanía con centros urbanos, etc.

En la Zona Central (regiones quinta, metropolitana, sexta y séptima) los lugares para esquiar son: Portillo, Farellones, El Colorado, La Parva, Valle Nevado, Lagunillas y Chapa Verde. En la Zona Sur destacan: Termas de Chillán, Antuco, Las Araucarias, Villarrica-Pucón, Antillanca. En la Zona Austral se encuentra Cerro El Fraile. Y en Magallanes, el centro más austral del mundo, Cerro Mirador.

Los Más Famosos Primero

Portillo

Ubicado en la Quinta Región a 149 kilómetros de Santiago  - 2.860 metros sobre el nivel del mar -, este centro invernal es uno de los más bellos, antiguos y famosos del país. Entre sus atributos cuenta un novedoso sistema para crear nieve, la Laguna del Inca en su centro y canchas desde las cuales se han batido récord mundiales de kilómetro lanzado.

El centro está equipado con andariveles de arrastre, silla y va et vient, a través de los cuales el deportista puede acceder a canchas con distintos grados de dificultad, salvando desniveles que van desde los 8 a los 680 metros y llegando a una altura máxima de 3.350 m.

El 24% del terreno esquiable está destinado a canchas cuyo grado de dificultad es "fácil", un 33% "mediano" y el 43% restante "muy difícil".

Dentro de esta última categoría destaca la llamada Roca de Jack, pista donde se batió el récord mundial de kilómetro lanzado y cuya nueva marca aún no ha sido superada.

Con la llamada "nieve polvo" en sus 23 canchas, este centro ofrece a sus visitantes otras alternativas al deporte blanco. El heliski y el snowboard son ideales para el practicante que prefiere la adrenalina. Si no, la Laguna del Inca se convierte en un excelente escenario para la práctica de una disciplina tan difícil como bella: el patinaje sobre hielo.

El centro no sólo ofrece magníficas canchas y un bello entorno natural para esquiar. El Hotel Portillo pone a disposición del visitante una gran variedad de servicios tendientes a hacer más agradable y cómoda su estadía. Estos servicios incluyen piscina temperada, gimnasio, sauna, restaurantes, guardería infantil, transporte, sala de entretenimiento, multicanchas, cine y escuela de esquí, por nombrar algunos.

Farellones y El Colorado

Farellones y El Colorado son un ejemplo típico de "la unión hace la fuerza". Hablar de estas localidades de manera independiente sería restarle méritos a lo que unidas constituyen: un conjunto invernal que integra diversas formas de entretenimiento que van más allá de lo que cualquier centro de esquí ofrece.

Formado, como ya mencionamos, por las dos villas que le dan el nombre, constituyen el conjunto invernal más cercano a la ciudad de Santiago, ya que sólo 40 kilómetros de camino pavimentado y asfaltado lo separan de la capital del país, haciéndolo uno de los destinos favoritos del esquiador local.

Con 19 andariveles, entre el tipo telesillas y de arrastre, los deportistas pueden acceder a 22 canchas con "nieve polvo", cuyos grados de dificultad van desde el "fácil" al "difícil", y llegar a la cumbre de el Cerro Colorado (3.333 m.) para lanzarse vertiginosamente por sus laderas.

Ambas localidades cuentan con una variada oferta hotelera, destacando el Apart Hotel Colorado y el Hotel Posada de Farellones, siendo este último uno de los primeros en instalarse en ese lugar, hacia los años ‘40. Existen además restaurantes, cafeterías, discotecas, transporte, clínica, escuela de esquí, arriendo de equipos, etc.

La Parva

Este complejo invernal, a 2.650 metros de altitud, domina desde lo alto a la ciudad de Santiago, distante a 50 kilómetros y muy cercano a los complejos de El Colorado y Farellones.

Posee 14 andariveles del tipo telesilla y arrastre, que cubren una superficie de 9.673 metros. Son 30 km. de dominio esquiable distribuidos en 30 pistas de "nieve polvo", cuyos grados de dificultad varían entre el "fácil" y "muy difícil".

Al igual que en otros centros, la práctica del snowboard y el heliski, se encuentran implementadas para los que disfrutan de estas modalidades.

En Villa La Parva se encuentran todos los servicios que los visitantes requieren: hospedajes, restaurantes, arriendo de equipos, escuela de esquí, bar, transporte, cafetería, discoteca, clínica y estacionamiento.

Valle Nevado

Uniendo las superficies esquiables de Farellones, El Colorado, La Parva y Valle Nevado se constituye una de las mayores áreas para esquiar en Sudamérica, haciendo posible el cambiar de canchas de un centro a otro, disponiendo para ello de 102 pistas por el precio de un ticket.

Nada de mal.

Sin embargo, Valle Nevado cuenta con méritos propios. Distante de Santiago por tan sólo 60 kilómetros, es el centro invernal más joven de la zona central (inaugurado en 1988) y además el más grande del país. Posee una infraestructura y diversidad en servicios que no lo apocan ante ningún complejo del primer mundo.

A una altitud de 3.025 metros, este centro cuenta con 9 andariveles del tipo telesilla, arrastre y "baby lift", que distribuyen a los esquiadores por las 27 pistas (31 km. cuadrados de terreno esquiable) abarcando todos los grados de dificultad. Existen zonas destinadas, especialmente, para actividades más novedosas, como el heliski y helisurf. También se puede pasear en motos para nieve y trineos tirados por perros; practicar parapente y alas delta; y si te gusta el snowboard, el centro cuenta con un cañadón ideal para esta rama.

Si lo que desea es pasar unas cómodas vacaciones, el complejo dispone de tres hoteles de lujo, siete restaurantes de comida internacional, centro comercial, bares, pub, discoteca, piscina temperada, transporte, gimnasio, guardería infantil, etc. Y si quiere aprender a esquiar o alguna otra variante del deporte blanco, existe la Escuela Internacional de Ski para clases colectivas o particulares.

Termas de Chillán

¿Qué distingue este complejo invernal de los restantes en el país? Que se conjugan, en un solo lugar, una variedad de atracciones y actividades que por lo general se dan en diferentes áreas. Termas de Chillán cuenta con uno de los dominios esquiables más interesantes del cono Sur, además complementado con un SPA Termal, que lo ha hecho tanto o más famoso que sus canchas.

Situado a 480 kilómetros de Santiago, y a 82 kilómetros al este de Chillán, este centro cuenta con 10.000 hectáreas para esquiar, más de 28 pistas con "nieve polvo" y 9 andariveles del tipo telesilla y arrastre. Destacamos que uno de los andariveles recorre 2.500 metros, constituyéndose en el más largo de Sudamérica.

La altura máxima esquiable es de aproximadamente 2.700 m. y se puede practicar algunas variantes del esquí alpino (el clásico) tales como el nórdico y randonne. A estas nuevas actividades se suman las conocidas como el snowboard, heliski y circuitos para motos de nieve y trineos (arrastrados por perros).

Aunque el interés principal de esta reseña gira en torno al esquí, Termas de Chillán ofrece otras alternativas de esparcimiento para quienes no se equilibran en esas "tablitas", para los que sí se equilibran y desean variar un poco de actividad: ascensiones al Volcán Chillán, caminatas, excursiones a caballo o en bicicleta, representan una buena y aventurera alternativa.

En oferta hotelera el complejo no se queda atrás con el Gran Hotel Termas de Chillán y el Hotel Pirigallo. Los servicios que entregan son múltiples: piscinas, salas de juegos, bar, discoteca, gimnasio, transporte, guardería infantil, peluquería, cancha de squash, SPA Termal, etc.

Villarrica-Pucón

En las faldas del Volcán Villarrica a 125 kilómetros al sudeste de Temuco, en plena Araucanía, este centro de esquí se sitúa en una de las zonas turísticas más atractivas del país.

Esto permite a los practicantes de esta disciplina, múltiples entretenimientos complementarios a esta actividad y que harían de su estadía en esta zona inolvidable. Recuerde por ejemplo, que el centro está dentro de los límites del Parque Nacional Villarrica, que desde sus laderas puede observar cinco bellos lagos, que las termas están a la orden del día y que si desea –y si aún se encuentra en condiciones físicas luego de esquiar-, Pucón y Villarrica le ofrecen varias alternativas para seguir moviendo el esqueleto.

Administrado por el Gran Hotel Pucón, este centro cuenta con 9 andariveles del tipo silla y arrastre, que movilizan a los deportistas hacia canchas que abarcan todos los grados de dificultad, haciéndolo muy versátil para cualquier nivel de experiencia en este deporte. El centro ofrece varios servicios destinados a hacer más placentera la estadía de los visitantes: cafetería, arriendo de equipos, estacionamiento, policlínico y clases de esquí.

El acceso al centro es bastante expedito durante la temporada, aunque se recomienda el uso de cadenas.

Antillanca

En la faldas del Volcán Casablanca, el centro de esquí Antillanca, dentro de los límites del Parque Nacional Puyehue, ha adquirido, merecidamente fama internacional gracias a sus excelentes canchas con "nieve polvo" y sus hermosas vistas panorámicas.

Antillanca, que significa "joya del sol", está ubicado a 98 kilómetros al sudeste de Osorno, a 1.050 metros de altitud. Posee cuatro andariveles de arrastre y uno de telesilla, abarcando más de 10 pistas, de distintos grados de dificultad.

El centro cuenta con hospedaje, cafetería, restaurante, sauna, piscina temperada, gimnasio, sala de juegos y discoteca.
 

Los No Tan Famosos.

Aunque un poco duro el término, el hecho de que los centros de esquí que reseñaremos a continuación no sean tan reconocidos, se debe a que situado igualmente en la Región Metropolitana, a 17 kilómetros al noreste de San José de Maipo y a 2.200 metros de altitud, el Centro de Esquí Lagunillas, recibe a los fanáticos del deporte y a los adoradores de la belleza y tranquilidad, en un ambiente familiar que otros centros no poseen. Posee tres andariveles de arrastre y tres pistas: La Lola, Pancho y Novicios, de 1.000 y 350 m de longitud.

Aquí se ubican los refugios de Digeder y CEAL, y es sede del Club Andino de Chile y Club Suizo (sólo para los de dicha nacionalidad).

Ubicado en terrenos de CODELCO, el Centro de Esquí Chapa Verde es la alternativa de la región de O’Higgins (sexta). Se encuentra a 60 kilómetros al noreste de Rancagua y el acceso está restringido sólo a los vehículos y horarios dispuestos por el Centro. Las salidas diarias son desde Avda. Miguel Ramírez 665, Rancagua, de lunes a viernes a las 09:00 horas; sábados, domingos y festivos a las 08:00 hrs. y el regreso comienza a las 17:00 hrs.

Está equipado con tres andariveles de arrastre y una telesilla para 8 pistas que tiene el centro. En él hay un refugio, restaurante, cafetería, arriendo de equipo, escuela de esquí, talles de reparaciones, patrullas y primeros auxilios.

Antuco. Este centro debe su nombre al volcán que lo cobija en la Región del Bío-Bío (octava), dentro de los límites del Parque Nacional Laguna del Laja. Ubicado a 89 kilómetros al este de Los Ángeles y a 1.400 metros de altitud, este pequeño centro está equipado con tres andariveles de arrastre. Existen refugios particulares, cafetería, bar, arriendo de equipo y clases de esquí. En la sede del Club de Esquí de Los Ángeles es posible hospedarse.

Otro centro de esquí enclavado en un parque nacional es Las Araucarias, ubicado en el P. N. Conguillío, a 78 km. al este de Temuco, capital regional de La Araucanía (novena). Con dos andariveles de arrastre y enclavado en un marco natural que no tiene comparación, este centro ofrece además servicio de cafetería, arriendo de equipos, clases de esquí y hospedaje en el refugio del centro.

Cada vez más al sur, en la zona austral se sitúa el centro de esquí Cerro El Fraile (1.600 metros de altitud), cuya mayor particularidad radica en que la práctica del deporte blanco se puede realizar entre bosques de lenga, pino y ñirre, en una superficie de 577 hectáreas.

Ubicado a tan sólo 29 kilómetros al sudeste de Coyhaique, este centro está equipado con 2 andariveles de arrastre y 5 canchas con "nieve polvo", con una longitud variable entre los 600 y 2.200 metros. El centro cuenta con servicio de primeros auxilios, cafetería, arriendo de equipos y taller de reparaciones.

El centro de esquí más austral del mundo es Cerro Mirador. Ubicado a 8 kilómetros al oeste de Punta Arenas, Región de Magallanes (duodécima), y a 600 metros sobre el nivel del mar, Cerro Mirador posee dos andariveles y 11 canchas trazadas entre los árboles. En el centro se pueden arrendar equipos y existe una posta de primeros auxilios, una escuela de esquí y un restaurante. Desde su altura se tiene una bella vista de la capital regional, del Estrecho de Magallanes y de Tierra del Fuego.

Si usted es aquél novato que durante esta temporada está aprendiendo este difícil deporte y ve con tristeza (y algo de amor propio herido) cómo se deslizan a gran velocidad aquellos que ya saben, no se desanime. Piense que ellos, al igual que usted, tuvieron que pasar por lo menos un par de temporadas esquiando con la misma gracia que un elefante en patines.

Texto G.Salinas


Fotos

  • Centros de Esquí
  • Centros de Esquí
  • Centros de Esquí
  • Centros de Esquí
  • Centros de Esquí