Descubre cómo llegar a una de las playas más hermosas de Chile.

Se dice que en el Parque Nacional Chiloé​ hay una playa de arena clara y mar de azul intenso bordeada por una frondosa selva. En los hostales y en las estaciones de buses, se escucha hablar a los viajeros sobre esta playa que sólo algunos han tenido el placer de visitar.

Su nombre es Cole Cole y aunque está dentro de un parque administrado por Conaf, es un punto de difícil acceso.

Las instrucciones dicen que para llegar a Cole Cole desde Ancud, lo primero que hay que hacer es tomar un bus hasta Castro, la ciudad de los palafitos. Una vez en Castro, hay que tomar un bus hacia Cucao por una ruta que toma aproximadamente 2 horas en ser recorrida.

La caminata desde el final de la carretera en Cucao hasta la playa es de 15,8 km, y esto es sólo ida. Por esto mismo, es que la mayoría hace el trekking con carpa y comida, pernocta en la playa y vuelve al día siguiente. Aunque también está la opción de hacer el camino ida y vuelta en una sola jornada. Nosotros elegimos hacer la caminata durante el día.

Después de pasar la noche en un refugio en Cucao, nos levantamos al alba para comenzar a caminar. Luego de registrarse en la administración del Parque Nacional Chiloé, hay que devolverse al camino de tierra y seguir en dirección norte hasta el final. Un poco más adelante del puente Chanquín, en el kilómetro 5, el camino finaliza y comienza la caminata.

Lo primero es cruzar una pequeña laguna que separa la carretera de la playa. Nos sacamos los zapatos, caminamos con el agua hasta las rodillas y llegamos a una playa tan larga y ancha que intimida. Las instrucciones dicen que hay que caminar hacia el norte bordeando el río y los cerros hasta ver un caserío sobre un monte. Esta sería la comunidad de Huentemó.

El viento corre fuerte y no hay ninguna ruta demarcada. Las posibilidades de perderse están y la adrenalina que esto causa, las acompaña.

Una vez que se ha visto el poblado, hay que caminar hacia los cerros en busca de un puente. La caminata continúa cruzándolo y bordeando el cerro hasta llegar a una caseta donde hay que registrarse. El sendero demarcado parte aquí, dos horas después de haber caminado con incertidumbre por la playa más amplia y salvaje de la isla.

Desde este punto todo es certero y el paisaje cambia drásticamente. De caminar en una playa abierta enmarcada por un lado por el mar y por el otro por los montes verdes, pasamos a un estrecho camino de tierra negra y compacta rodeado de árboles siempre verdes, arbustos y plantas trepadoras.

Estamos en medio de la selva valdiviana caminando entre coihues, alerces, tepas, quilas, arrayanes y cipreses de las Guaitecas.

Es una ruta poco transitada, y esto es una buena noticia porque esto aumenta las posibilidades de ver un zorro de Darwin (lycalopex fulvipes), especie endémica en peligro de extinción que sólo habita en dos lugares del mundo: la cordillera de Nahuelbuta y en el archipiélago de Chiloé.

El silencio y la paciencia también permiten ver al monito del monte (dromiciops gliroides) y el ratón topo de Chiloé (notiomys valdivianus chiloensis), dos especies que se mueven entre las matas verdes que le dan vida a este recorrido.

Después de aproximadamente 50 minutos, se llega a un acantilado desde donde se ve la famosa playa de Cole Cole. Efectivamente es hermosa y se ve aún más increíble con la manada de caballos salvajes que corre por la arena.

Bajamos, almorzamos, disfrutamos del paisaje y nos preparamos para volver. Nos hemos demorado 3 horas en la ida y si vamos al mismo ritmo, será lo mismo que nos demoraremos a la vuelta.

Finalmente de vuelta apuramos el paso y contamos entre ida y vuelta un total de 7 horas. La caminata es larga pero moderada y absolutamente recomendada. Es un trekking único de paisajes espectaculares con una recompensa final que realmente vale la pena.

Recomendaciones:

Es mejor pasar la noche en la playa, hay sitios de camping y baños. De esta manera no estarás apurado al caminar y podrás disfrutar más de este increíble rincón de la isla.

Equipo:

  • Para acampar: carpa, saco de dormir, cocinilla, gas, ollas y servicio y comida.
  • Ropa de abrigo impermeable (nunca se sabe cuándo se va a largar a llover)
  • Linterna frontal
  • Otros: lentes de sol, bloqueador solar, botiquín, repelente para insectos.
  • Clima: templado lluvioso con temperaturas medias anuales de 11ºC y abundantes precipitaciones.

¿Te gustaría hacer esta caminata?

Vive la experiencia

  • Programa de viajes en el Parque Tantauco

    Programa de viajes en el Parque Tantauco2 Días

    Disfruta del Parque Tantauco por dos días completos, durante los cuales realizarás caminatas interpretativas por los senderos de uno…

    • Desde-por persona
    • Desde-por persona
  • Trekking por el Parque Nacional Chiloé

    Trekking por el Parque Nacional Chiloé7 Horas

    Uno de los mejores lugares de la Isla de Chiloé para hacer trekking es el Parque Nacional Chiloé. Se caracteriza por sus verdes paisajes…

    • Desde-por persona
    • Desde-por persona
  • Cabalgatas Parque Nacional Chiloé

    Cabalgatas Parque Nacional Chiloé7 Horas

    Conoceremos los pueblos de Huillinco y Cucao, ubicados al oeste de la Isla de Chiloé y terminaremos con una cabalgata por las dunas…

    • Desde-por persona
    • Desde-por persona
  • Excursión por el Parque Tantauco

    Excursión por el Parque TantaucoFull day

    Si te gusta el Ecoturismo este lugar es perfecto para ti. Parques en Chiloé, hay dos, pero este es sin duda el más salvaje de la isla.

    • Desde-por persona
    • Desde-por persona
  • Tour por el Parque Nacional Chiloé

    Tour por el Parque Nacional Chiloé7 Horas

    Recorrer los mercados artesanales de Chonchi y hacer una excursión en el Parque Nacional Chiloé son uno de los mejores paseos para…

    • DesdeCLP $55.000por persona
    • DesdeUS$80por persona