"...se trata sobre todo, de un signo de integración del cuerpo con la roca; de un intento desesperado por formar parte de la pared aprovechando cualquier debilidad mínima, cualquier presa por pequeña que sea." (Paolo Paci; Curso de Escalada Deportiva)

La practica de la escalada deportiva en Chile es una realidad desde hace poco más de diez años. En 1986 unos cuantos escaladores nacionales comenzaron a descubrir e implementar los lugares en los que actualmente se escala. Desde entonces, y con un desarrollo lento pero sostenido, esta actividad poco a poco ve incrementado el número de adeptos, atraídos por aquello que para algunos es una moda y para otros una forma de vida: la aventura.

Al igual que todos los deportes, la escalada deportiva tiene su propia historia, lenguaje, equipo y reglas. Conocerlas es aprehender, en parte, la esencia de esta disciplina. Sobre estos temas y sobre los lugares más conocidos para practicar cerca de Santiago, trata este artículo.

Tipos de Escalada: Cuál es la Diferencia.

Aunque no existe mucho consenso en el tema, existen tres tipos de escalada: deportiva, tradicional y artificial. En las dos primeras sólo es permitido progresar por la roca utilizando exclusivamente manos y pies.

La primera, la deportiva, se practica en rutas con largos (o tiradas) de 20 a 25 m, equipadas con bolts o "chapas" (seguros atornillados a la roca) y anclajes. Habitualmente tienen un solo largo, lo que no impide que algunas rutas, en algunas zonas, tengan varios largos. En la zona central, los lugares más conocidos para practicar son Las Palestras, Torrecillas y Piedra Rommel, en el Cajón del Maipo; Las Chilcas, hacia el norte por la carretera y Piedra Rajada en los Dominicos, Santiago.

En la tradicional o free climbing, la practica se realiza en un ambiente de montaña, en rutas que no están previamente equipadas con seguros o anclajes. En estas rutas, que por lo general tienen varios largos que pueden superar los 25 m normales, se avanza poniendo los elementos de seguridad. En la Zona Central existen varios lugares en donde practicar este tipo de escalada, siendo los más conocidos los que están en el Cajón del Maipo: la Placa Roja, la Placa Gris, la Pared Sur del Cerro San Gabriel y La Punta Zanzi, entre otros.

Finalmente, en la artificial está permitido todo lo que en las otras dos no, es decir, que en este tipo de escalada se pueden usar todos los elementos que sean necesarios para progresar sobre la roca. Este tipo de escalada se practica en rutas, o tramos de rutas, que por su dificultad es imposible superarlas con escalada libre.

Por otra parte, cabe señalar que la escalada deportiva posee una característica que las otras dos no tienen y que la hacen más versátil e independiente del medio natural en el cual habitualmente se desarrolla. Dios creó la roca y el hombre el muro.

Lo Mínimo en Equipo.

El equipo mínimo para escalar consiste en el arnés, zapatillas, cuerda, cintas express y un dispositivo para asegurar o descendedor (Grigri, Ocho y ATC). De estos elementos el único que en estricto rigor le facilitará la escalada es la zapatilla, los otros tienen la exclusiva misión de resguardar su vida, por lo que resulta primordial que el equipo que escoja y utilice sea de marcas reconocidas y que sea nuevo.

Mencionar algunas características de estos elementos no es nada inútil. El arnés es básicamente un cinturón con musleras acolchadas que cumple la doble función de sostener el cuerpo y de llevar el material. Las zapatillas, gracias a la suela, facilitan enormemente la escalada ya que aumentan la adherencia a la roca, y para que cumplan cabalmente esta función deben ser por lo menos un número y medio menos de lo que calza, ya que aumentan la sensibilidad cuanto más se adhieren al pie.

La cuerda que se usa actualmente en la escalada es de nylon y elástica para amortiguar las caídas; por lo general de 50 metros de largo y de 10 u 11 mm de diámetro. La cinta express consiste en dos mosquetones (especie de anillo) unidos por una cinta y tiene como función unir la cuerda del escalador a la chapa empotrada en la roca.

Por último, el Grigri, el ATC y el Ocho son elementos que sirven para asegurar a quién está escalando y para descender en rappel. El primero es el más cómodo de usar puesto que tiene un sistema que frena automáticamente el paso de la cuerda en caso de una caída repentina. El Ocho y el ATC, son dispositivos que requieren de mucha atención por parte del que está asegurando, ya que en el caso de un vuelo (o caída) no frenan automáticamente el paso de la cuerda. El freno debe aplicarlo el asegurador con la mano.

Saber Antes de Hacer.

Lo fundamental para enfrentar a una pared de roca es tener muchas ganas. Saber exactamente que, independiente de todos los elementos dispuestos para proteger la vida, la escalada es un deporte de riesgo y que sólo el realizarla con responsabilidad y cuidado, disminuye al mínimo el peligro de un accidente.

Para los que recién comienzan a internarse en el mundo de la escalada es recomendable hacerlo de la mano de alguien que ya tenga experiencia. El traspaso de esta experiencia puede evitar la toma de decisiones erradas en temas que pueden abarcar desde la elección del equipo y cómo usarlo, hasta con qué ruta comenzar.

Algunas de las cosas que no hay que hacer cuando se está escalando es ayudarse ya sea con la cuerda, la chapa o la cinta express. Es casi deshonroso. También es mal visto colgarse  (esto sólo lo puede hacer en casos en que esté muy agotado) y no terminar una ruta.

Utilizar y confiar más en las piernas que en los brazos no sólo permite progresar mejor sobre la pared, sino que también evita que el cansancio da rápida cuenta del quién escala. Por lo general, los brazos deben ser ocupados para mantener el equilibrio más que para levantar el cuerpo, en el caso de las rutas extraplomadas, llegan a ser fundamentales.

Al principio, las piernas pueden ser atacadas repentinamente y en el más inoportuno de los momentos, por el efecto "máquina de coser". El antídoto es pararse firmemente sobre ellas y el temblor cesa. Las piernas poco a poco se adaptan al nuevo ejercicio.

Para quienes aseguran la responsabilidad es mayor. Literalmente tienen la vida de quien está escalando en sus manos, puesto que cualquier descuido puede traducirse en el mejor de los casos en una lesión y en el peor, en la muerte. Y no es chiste.

Cerca de Santiago

Si bien es cierto la ventaja de la escalada deportiva es que se puede practicar en muros, bajo techo y con luz artificial si fuera necesario... la mayoría de los escaladores concuerdan que la gracia de este deporte está en practicarlo sobre la roca natural.

Cercanos a Santiago, nuestra capital nacional, son cuatro los lugares predilectos por los escaladores: Las Palestras, Torrecillas, Piedra Rommel y Las Chilcas.

Las Palestras

Fácil de identificar, Las Palestras se encuentran en localidad del Manzano y son visibles desde el camino que conduce a San José de Maipo, es más, si se tiene buena vista es posible ver a personas escalando. Para acceder a ellas hay que pasar por predios particulares y subir caminando una media hora por la ladera del cerro.

Son como 30 las rutas equipadas en este lugar, todas de un largo y cuyo grado de dificultad abarca del 5.4 al 5.13 (fácil a difícil). Cada ruta tiene su nombre, que en la mayoría de los casos da cuenta de las característica de la nombrada, sin embargo, en otros casos da la impresión que el nombre es más bien producto de una arbitrariedad difícil de dilucidar por el lego.

Las rutas más conocidas son: Pajaritos (5.6), Constelaciones (5.9), La Peta (5.10b), Espirales (5.10d), Popeye (5.11a), Manjar de Dedos (5.12a) y el Leproso (5.11d).

Se puede ir, escalar y regresar en un día dada la cercanía con el camino. Este lugar tiene una bella panorámica del cajón del Maipo, y aunque no está muy alejado del camino permite, aunque sea por un instante olvidarse del bullicio y contaminación de la ciudad.

Torrecillas

Estas grandes paredes de roca, visibles desde muchos puntos del camino del Cajón del Maipo, son uno de los destinos predilectos de los escaladores no sólo debido al desafío que presentan sus rutas, sino que también porque es un excelente lugar para acampar aislado de todo.

Se ubican en el cajón del estero El Manzano y para acceder a ellas hay que pasar por el fundo que lleva este mismo nombre pagando una entrada. La caminata es de por lo menos dos horas, por lo que se recomienda ir por más de un día, bien equipado y con bastante agua. No olvidar de que todo el camino es en subida y con pasos un poco escabrosos. Esto le da emoción.

Existen alrededor de 30 rutas, cuyo grado de dificultad fluctúa entre el 5.9 y 5.12. Lo interesante y atractivo de Torrecillas es que las rutas son de varios largos (hasta 5 en algunos casos) y de largos bien largos, es decir, que cada tirada tiene entre 40 y 50 metros.

Las rutas más conocidas son: Tripi Para Dos (5.9 - 3 largos), Centro de Masa (5.10c - 3 largos), Cueva del Pirata (5.10a - 1 largo), Micro Clima (5.9 - 3 largos), Cannalis (5.11+ - 1 largo), Hare Ganja (5.11 - 5 largos).

Piedra Rommel

Dos enormes piedras que de una manera desconocida están a orillas del estero El Manzano, son la atracción del lugar. Por lo menos la atracción para los escaladores.

Ubicadas dentro de la zona habilitada para picnic del Fundo el Manzano (por lo que hay que pagar la misma entrada), estas piedras ofrecen lo que en los otros lugares es imposible de realizar: darse un buen remojón en el río si el calor y el esfuerzo lo ameritan.

En Piedra Rommel hay 10 rutas habilitadas, éstas son ideales para entrenar ya que son de largos cortos (10 metros aproximadamente) y endificultad van desde el 5.8 al 5.12,

Las más interesantes para escalar son: Azimut (5.11b), Esqueletor (5.11c), Carlanga (5.10a), Piedra Empotrada (5.11a), y Shaolin (5.10a).

Las Chilcas

Más alejad al costado de la carretera 5 Norte, estas enormes rocas representan otros de losas de Santiago a 80 kilómetros al norte, desafíos para los escaladores criollos y extranjeros.

A diferencia de las anteriores, no hay tanta vegetación rodeando el lugar y el ruido de los vehículos pasando velozmente por la carretera, impide un poco desligarse de la modernidad y disfrutar plenamente del medio natural en el cual estás situado.

Sin embargo, como destino de escalada es ideal. Ochenta son las rutas de un largo que, entre el 5.8 y 5.13, esperan por ser recorridas. La roca es muy distinta que la de los lugares ya mencionados no haciéndola favorita para algunos.

La Furia del Ermitaño (5.10d), Cachupín (5.9), Suplicio Chino (5.11c), Con Permiso (5.11b) y otras rutas con nombres inmencionables en este medio, hacen de Las Chilcas un lugar muy particular para conocer.

Traduciendo un poco

Es imposible hablar de escalda sin utilizar el lenguaje que le es propio. Éstos algunos de los términos y su significado:

  • Anclaje: es un punto fijo en la ruta en el que se hace una parada o reunión.
  • Asegurar: técnica de manipulación de la cuerda y anclajes para proteger al escalador en caso de una caída.
  • Extraplomado: la roca que supera los 90º de inclinación.
  • Largo: tramo de una ruta correspondiente al largo de una cuerda, aproximadamente 50 m. También conocido como tirada.
  • Paso: cualquier movimiento único sobre la roca.
  • Puntear: escalar en primero, poniendo las cintas express y pasando la cuerda por ellas.
  • Presa: agarradero para la mano.
  • Rappel: cuerda doble que pasa por el seguro para el descenso.
  • Reunión: punto de llegada de un largo, equipado con cadenas.
  • Techo: extraplomado tan acentuado que llega a formar un verdadero techo.
  • Top Rope: escalar  con la cuerda pasada por el anclaje y asegurado desde abajo.

El Muro

Paralelamente al desarrollo de la escalada deportiva en roca natural en Chile, también se desarrolló esta actividad en muro. Si bien es cierto, muchos escaladores prefieren la roca, también es cierto que el carácter competitivo de esta disciplina se debe en gran medida a la introducción de las paredes artificiales.

Los muros están constituidos por lo general por planchas o paneles de cemento o madera, a los cuales se les atornillan unas presas de formas similares a las que se pueden encontrar en la roca. La altura y forma del muro va a depender en gran medida de la finalidad para la cual fue construido: entrenamiento o competición.

En Santiago son varios los lugares en donde hay muros, sin embargo los que permiten el acceso a todo público son: Escuela Francisco Miranda, Universidad Educares, Universidad Metropolitana de la Educación,   Federación de Andinismo de Chile y Facultad de Arquitectura de la Universidad de Chile.

Y Por Último...

La escalada es un deporte que implica riesgo y quien decida practicarla debe considerar que su vida peligra si no se tiene el buen juicio de recibir instrucción (y aún cuando se haya recibido). Tampoco se puede olvidar que todo el equipo que se necesita para  practicarla, la constituye en un deporte caro.

Y si a pesar de todo se atreve y descubre que en la escalada deportiva estaba lo suyo... felicidades. Esperamos que lo recuerde cada vez que se encuentre en un paso difícil y se pregunte quién diablos lo mandó a meterse en esto.

Texto G.Salinas


Fotos

  • Escalada Deportiva: Emoción en las alturas
  • Escalada Deportiva: Emoción en las alturas
  • Escalada Deportiva: Emoción en las alturas