En las altas y remotas tierras del altiplano chileno, existe una misteriosa laguna color rojo sangre cuya impresionante tonalidad, ha inspirado fascinantes mitos y leyendas locales ¿quieres saber más de ella?

A 3.700 metros de altitud, en la precordillera de la región de Arica y Parinacota, existe una misteriosa laguna de color rojo sangre, que además de ser visualmente impresionante, fascina por los mitos y leyendas que ha inspirado en la cultura local.

Según los lugareños, hace siglos atrás, una comunidad Aymara se instaló a las orillas del manantial, sin saber que su dueño era el mismísimo diablo, quien a modo de advertencia, le había dado un leve color rojo para mantener alejado a todo quien la descubriese. Los habitantes ignoraron la amenaza, bebieron de sus aguas y fallecieron por ello. Así contribuyeron al rojo sangre que hoy tiene la laguna.

Como esta leyenda, hay otras, y lo mismo sucede con las explicaciones científicas. No se han hecho muchos estudios al respecto, por ende, aún no hay una explicación concluyente, aunque se cree que son sedimentos y cierto tipo de algas, las que le dan este color tan singular a este cuerpo de agua. Lo que sí está comprobado, es que se trata de una terma cuya temperatura va de los 40 a los 50 grados celsius.

Es impresionante, pero pese a esto, esta maravilla de la comuna de Camarones, ubicada a 200 km de Iquique​,es tan desconocida que en muchos mapas ni si quiera aparece, y es que el SERNATUR no la registró sino hasta el 2009. Ni a esta, ni a sus hermanas.

Porque la laguna roja no está sola, cerca de ella están las lagunas verde y amarilla, que hacen de este lugar más místico aún. Además, en el camino desde Iquique, es posible adentrarse más aún en la cultura Aymara visitando pueblos como el Camiña y observando los petrogrifos de Chillayza.

¿Habías escuchado hablar de ella alguna vez?

 

Vive la experiencia