Excursion a los Lagos Entre cerros y volcanes en la precordillera de la región de la Araucanía, el destaca por la belleza de sus bosques y lagunas, y por ser uno de los mejores destinos de la zona para los excursionistas.

Con sólo 12.500 hectáreas de superficie, ubicadas en la precordillera andina a 33 kilómetros al este de Pucón, entre los 720 y 2000 m.s.n.m., Huerquehue posee un relieve montañoso, de cerros abruptos, fuertes quebradas y un sinnúmero de vertientes, esteros, lagunas y lagos, siendo éstos últimos, quizás su mayor atractivo.

El parque

Hasta hace un par de años, acceder al parque era bastante dificultoso: un camino sinuoso que iba escalando por la ladera del cerro, con curvas cerradas y un enripiado que sólo permitía el tránsito de vehículos 4x4. Ahora, mejorado notablemente y con una manteción periódica, permite que esté transitable en toda época del año y para cualquier tipo de vehículo. Para llegar a la reserva, hay que tomar el camino que une Pucón y Caburgua, luego, en el kilómetro 15, tomar el desvío hacia Paillaco y que lleva al parque (19 km de ripio).

El camino de ingreso al parque rodea una parte del lago Tinquilco, de forma alargada y angosta, cuya rivera oeste está flanqueada por laderas escarpadas y cubiertas de bosque nativo. En la entrada al parque, se encuentra una Oficina de Guardaparques de Conaf (Corporación Nacional Forestal), enfrente está la zona de camping, junto al lago. Aquí, los sitios están bien delimitados, tienen sombra natural y cuentan con banca, fogón, basureros, baños y estacionamiento. Adicionalmente también existe una zona para realizar picnics a orillas del lago. La Administración del área está situada a 300 metros de la entrada junto al pequeño centro de información medioambiental.

De excursión por los lagos

Gran parte de los atractivos del parque se encuentran sobre los mil metros y la única forma de llegar a ellos es con una buena caminata.

Como se puede apreciar en el mapa del parque, existen tres senderos de excursión: Pampas de Quinchol, Ñirrico y Tres Lagos.

El primero de ellos, el de Pampas de Quinchol, nace en el centro de visitantes y termina en las pampas del cerro Quinchol. Su atractivo radica en que permite observar desde la altura a los lagos Caburgua y Tinquilco, además de apreciar la flora nativa. Es un sendero que tiene una fuerte pendiente y una logitud de 4 km. Todos en subida.

El sendero Ñirrico es un sendero autoguiado que parte desde la administración, cuenta con nueve estaciones donde se describe la flora y fauna que habita en el parque. Tiene una extensión de 700 metros.

El sendero de los Tres Lagos es el más largo y popular. Tiene una extensión de 8 kilómetros partiendo desde la caseta de control y es ideal para una excursión por todo el día. Para llegar a la caseta de control hay que atravesar un sector que pertenece a particulares que viven allí todo el año y que durante la época de verano ofrecen servicio de camping. Estos no cuentan con los servicios adecuados por lo que no es recomendable quedarse en ellos.

Luego de haber ingresado nuevamente a los terrenos del parque, el sendero lleva hasta la caseta de control de Conaf. Desde este punto en adelante, el sendero comienza a subir por la ladera del cerro, a través de bosques compuestos por ñirre, colihue, coigüe y mañío de hoja corta, entre otras especies. Existen dos miradores -el primero a los 953 metros y el segundo a los 1.094 metros- desde donde es posible apreciar el exhuberancia del bosque nativo, observar muy abajo al Tinquilco y muy lejos, al fondo, al imponente volcán Villarrica.

El sendero pasa junto a dos saltos de agua: el Nido de Aguila y el Trufulco. Las sendas que llevan hacia los saltos están bien demarcadas y los miradores habilitados permiten observar casi desde donde el agua comienza a caer sobre la pared de roca sólida.

Una vez en la cima del cerro, a más de 1.320 msnm., el sendero llega a un extremo del Lago Chico, en cuya ribera opuesta se elevan imponentes farellones de rocas coronados por araucarias. Es a esta altura que este árbol milenario hace su aparición.

El sendero continúa rodeando el lago y cruzando riachuelos hasta llegar a la bifurcación que lleva hacia los lagos Toro y Verde. Para llegar a la laguna Verde hay que continuar derecho y para ir al Toro, desviarse hacia la derecha.

Ambas lagunas, están rodeadas de bosques de araucaria, poseen aguas tranquilas y cristalinas, y en el caso de la laguna Verde, unas pequeñas playas con arena para tomar un buen baño.

Si se tiene suerte y paciencia, es probable que vea alguna de las especies que habitan este parque, entre las que destacan el zorro culpeo, el cóndor, la tagua, el pato real y el chucao.

Para no olvidar...

El Parque Nacional Huerquehue fue creado hace 35 años con la finalidad de proteger un área de gran belleza escénica, ya que si bien es cierto, lo más conocido de Huerquehue son los sectores del lago Tinquilco, los lagos y cerro Quinchol, en lugares de más difícil acceso se encuentran lagunas de igual o mayor belleza que las mencionadas: Huerquehue, Los Patos, Seca Abutarda, Pehuén y Los Cóndores.

Cuando visite el parque no olvide que se encuentra en un área protegida, que no está permitida la caza; extraer, cortar o arracanar flora silvestre o molestar a la fauna y sólo está permitida la pesca con los permisos adecuados. Acampe sólo en los lugares establecidos para ello, bote la basura en los basureros y no camine fuera de los senderos, de esta manera disfrutará su visita al parque y contribuirá a mantener un ecosistema frágil.

Para más información visite nuestra Guía de Parques Nacionales

ATexto G. Salinas

 

 


Fotos

  • Parque Nacional Huerquehue
  • Parque Nacional Huerquehue
  • Parque Nacional Huerquehue
  • Parque Nacional Huerquehue
  • Parque Nacional Huerquehue