Entre bosques y cerros Las lagunas, ríos y cerros en la reserva constituyen el marco perfecto para los exuberantes y añosos bosques nativos que albergan a la fauna existente en la zona. Con una amplia superficie para recorrer, resulta especialmente atractiva la Piedra de los Platos

que habla de la presencia de los antiguos habitantes de la zona, o la Quebrada de los Coigües,  ideal para visitar en época invernal cuando la nieve supera los 20 centímetros y el bosque ofrece seguridad y refugio.

Es el reino indiscutido del género Nothofagus: roble , lenga, coigüe y raulí. Sin embargo la gran diversidad de la flora en esta reserva, incluye especies de alto interés como el ciprés de la cordillera, el laurel, el hualo, el maitén y nuestra flor nacional, el copihue.

Tres son los guardaparques de Conaf  encargados de administrar la reserva, dar información a los visitantes y velar por la mantención y respeto del ecosistema en Altos del Lircay.

Los contrastes en el relieve y la vegetación, no dejan de maravillar a quienes se aventuran por sus senderos.

Los senderos de excursión guían al visitante por los diversos paisajes y ambientes existentes en Altos del Lircay. Atravesando bosques, cerros y ofreciendo la posibilidad de admirar la fauna de la reserva, compuesta por zorros chilla y cóndores, entre otros.

Accidentado es el relieve de la reserva. La altura varía desde los 600 a los 2.448 msnm. Cerros como El Peine, El Picazo y El Sal Si Puedes, se combinan con áreas de lomajes y pendientes suaves como la Vega de Los Treiles y el Sillahur.

Las lagunas Colorada y Tomate, más una que no ha sido nombrada, están situadas sobre los 2.000 msnm. Éstas, junto al río Lircay y los esteros que lo alimentan, componen la hidrografía de la reserva. Sólo en el río Lircay, principal curso de agua, es posible bañarse.

En Altos de Lircay existen áreas habilitadas para hacer picnic, no así para camping. Entonces, sólo queda tener buen ojo y escoger un sitio  abrigado y protegido donde instalar el campamento.

Las denominadas "piedras tacita" existentes en La Quebrada Los Platos, constituyen una interesante muestra de las costumbres de los antiguos habitantes de la zona, quienes las usaban, presumiblemente, como morteros comunitarios.

Para más información visite nuestra ficha...

Texto G.Salinas

 


Fotos

  • Reserva Nacional Altos de Lircay
  • Reserva Nacional Altos de Lircay
  • Reserva Nacional Altos de Lircay
  • Reserva Nacional Altos de Lircay