En lugar de calles, la vía de transporte en Caleta Tortel son las fascinante pasarelas de madera de ciprés, que hacen de este pueblo en Aysén un lugar encantador.

En uno de los rincones más puros de la Patagonia chilena, donde la naturaleza se desborda en un auténtico catálogo de glaciares, ríos y bosques, se encuentra Caleta Tortel, un verdadero tesoro escondido que espera a viajeros de todo el mundo para deslumbrarlos con su belleza única. La magia de este pueblo se siente al caminar sobre sus "calles": unas pasarelas de madera de ciprés sobre la desembocadura del río Baker, el más grande de Chile.

Caleta Tortel se encuentra en la Región de Aysén, en el extremo sur del país. Para llegar a este paraíso escondido, puedes volar hasta el Aeropuerto de Balmaceda, ubicado a unas cuatro horas de distancia en auto del pueblo, que tiene conexiones con Santiago y Puerto Montt. Desde allí, podrás disfrutar de un espectacular viaje a lo largo de la famosa Carretera Austral, una ruta escénica que te llevará a través de paisajes inolvidables.

Fundado en la década de 1950, este pueblo ha sido testigo de un desarrollo único y ha conservado su encanto original. Sus características geográficas obligaron a los residentes a urbanizar y edificar el poblado bajo una estrategia muy singular: el laberinto de pasarelas de madera que serpentea por todo el pueblo, el primero de los tesoros de Caleta Tortel y que ha impulsado el turismo en la localidad.

Este sistema de pasarelas, de unos seis kilómetros de envergadura, te llevará a través de casas de colores brillantes, tiendas de artesanía y pequeños puentes que cruzan las aguas. Un paseo aquí te hará sentir como si estuvieras caminando sobre el río mientras exploras este encantador pueblo, con opciones gastronómicas fascinantes y actividades como la observación de aves, trekking, kayak y muchas otras aventuras. 

También te puede interesar: Especial Glaciares 7 noches

Los encantos de Caleta Tortel

Una de las excursiones más emocionantes del pueblo es el recorrido por un sendero de tablas que te conducirá hacia lo más alto del Cerro Tortel, donde se encuentra el mirador. A medida que asciendes, serás testigo de una panorámica impresionante de la belleza natural que rodea la zona. Desde este mirador, podrás contemplar la majestuosa desembocadura del río Baker y el fiordo Mitchell, dos de los tesoros más preciados de Aysén. La experiencia de estar en lo alto de este cerro es una oportunidad única para conectarte con la naturaleza en su estado más puro.

A unas tres horas y media de emocionante navegación a través de los intrincados fiordos de la región, llegarás al glaciar más destacado del Campo de Hielo Sur: el Glaciar Jorge Montt. Este imponente gigante de hielo te dejará sin palabras con su magnificencia y poder. Podrás presenciar cómo enormes bloques de hielo se desprenden y caen al agua en un espectáculo natural sobrecogedor. Además, en ocasiones especiales, también puedes aventurarte hasta el Glaciar Steffen, ubicado en el Campo de Hielo Norte, para disfrutar de otra experiencia inolvidable.

Por su parte, la Isla de los Muertos, situada en la desembocadura del río Baker, es famosa por su historia intrigante, plasmada en numerosas cruces que rinden homenaje a obreros fallecidos en estas tierras. Navegar hasta la Isla de los Muertos es una oportunidad única para explorar este enigma histórico y contemplar la belleza misteriosa de esta remota isla.

Si sueñas con descubrir los misterios que rodean a Caleta Tortel y cada uno de sus atractivos, contratar un tour con excursiones en sus diferentes rincones y obtener más información de este mágico pueblo, escribe a czuniga@gochile.cl.

También te puede interesar: Trekking por el glaciar Exploradores

Vive la experiencia